miércoles, 5 de marzo de 2014

Población de Dragos en Los Roques de Anaga


En estas fotos podemos apreciar con detalle a esos ejemplares, cerca de la cima del Roque de Tierra. Se trata de uno de los pocos bosquetes de dragos del archipiélago, en una comunidad termófila muy bien conservada debido a su inaccesibilidad







Interesante información, cortesía de Aarón Rodríguez González:

"Con demasiada frecuencia transitamos por los lugares dejándonos impresionar por la grandeza del paisaje, por los elementos que más saltan a la vista, y pasamos por alto pequeños detalles que los hacen aún más fascinantes...

Yo había estado en este pequeño muelle del Roque de las Bodegas, mirando hacia los Roques de Anaga, cientos de veces. Mis padres son de Taganana y he pasado en esta costa la práctica totalidad de mis 30 veranos. Pero nunca los había advertido. Hasta que, cuando estudiaba la carrera, leí o escuché en algún sitio (no recuerdo bien qué fue primero) que en la cima del Roque de Tierra había una población de dragos silvestres, encaramados en un andén a más de 150 metros de altura, mirando al Océano Atlántico. Sólo entonces empecé a fijarme en ellos...

Allí estaban, visibles a simple vista desde un lugar en el que había estado tantísimas veces. De repente, la contemplación de este precioso islote adquiere otra dimensión. Restos de una población que antaño dominó el paisaje de las zonas bajas de las islas, y que se vio arrinconada a lugares inaccesibles como éste cuando los seres humanos comenzamos a transformar su hábitat en tierras de cultivo. Por suerte para ellos, les hemos encontrado una utilidad ornamental, y esa es la razón por la que tenemos ejemplares magníficos de drago en nuestros parques, plazas y jardines.Pero en estado salvaje, en su hábitat natural, formando poblaciones como ésta, quedan muy pocos. Hay algo que me emociona al contemplar esos seres vivos encaramados a la roca, resistiendo el paso del tiempo, desterrados a las zonas más inaccesibles de la isla que dominaron en el pasado. Allí siguen hoy, como sus antepasados de hace mil años, y con mucha probabilidad me sobrevivirán.

Según el "Libro Rojo de la Flora Vascular Amenazada de España" hay censados en Canarias 773 ejemplares de drago en estado silvestre, 76 de ellos de la especie local de Gran Canaria (Dracaena Tamaranae) y 697 del drago común (Dracaena Draco). De ellos, más de la mitad, 445, viven en el macizo de Anaga, distribuidos en pequeñas poblaciones entre las que destacan la que muestro en la fotografía (Roque de Tierra) y la del Roque de las Ánimas."

1 comentario: